Ídolos en la tierra

Hola a tod@s. Me sumo al reto de este jueves 30 de noviembre de 2023 para adherirme al tema propuesto por Campirela en su blog onírico e inspirador :

Campirela nos ha dejado algunas frases como inspiración. Yo he escogido esta:

 

“Cuando el Cielo se vacía de Dios, la tierra se llena de ídolos.” Karl Barth.

 


Ídolos en la tierra

 

–Yo no me considero supersticioso, no –afirmaba con seguridad Amadeo, mientras evitaba abrir su paraguas en el interior de la casa.

–Bueno, amigo mío –intervino su compañero de paseo con una media sonrisa–. Acabas de practicar devotamente el conjuro para evitar la mala suerte que da abrir un paraguas en un sitio cerrado.

–No me preocupa en absoluto ese tipo de tonterías, amigo mío. ¿Cómo iba yo a …? –Amadeo acaba reconociendo que es como un tic.

–Pues lo cierto es que he leído hace poco algo que me ha reafirmado en la superstición –confiesa Amadeo.

–Anda, cuéntamelo –le anima su amigo Damián.

–Pues verás, los primeros paraguas fueron hechos en el antiguo Egipto con papiro y plumas de pavo real, diseñados a semejanza de la diosa Nut. La sombra de un paraguas era considerada sagrada, y se reservaba a la nobleza egipcia. Abrir un paraguas en el interior de un hogar se consideraba en contra del fundamento del propósito y un insulto al Dios del Sol (Ra), según algunos historiadores.

–Nut era una deidad, y las referencias al insulto al dios Ra condicionaron la costumbre social –termina de exponer Amadeo.

–Pero hoy tenemos por desgracia que aguantar otros muchos dioses que desalientan nuestras vidas –comenta Damián–. Las doctrinas ideológicas, grupos de whatsapp, redes sociales, el dinero, la avaricia, el poder, la posición social, el protagonismo, lo cool, liderar, ser popular, aceptado en grupos…

Amadeo recibe un impacto directo en su psique pues se ve reflejado como en un espejo. Él es precisamente el ejemplo de los nuevos dioses:

Líder de grupo de padres de la asociación de alumnos en el colegio de sus hijos, delegado del curso de Máster, influencer en redes, dirige un club del gourmet…

–Anda, Amadeo, abandona ese rictus de atragantado y reconoce que eres el paradigma de los nuevos ídolos.

Te adhieres a una mentalidad de grupo como válvula de escape y en el fondo, tu superstición te empuja a hacer todas esas cosas para tranquilizar tu alma pagana.


 

Y eso es todo amig@s. Dale click al corazoncito de más abajo si te ha gustado y deja por favor tus comentarios. Son muy valiosos para mí.

Salud y mucha suerte en la vida.

Las imágenes que aparecen en este post han sido generadas por la IA  Leonardo

32 Comentarios
  • Mujer de Negro
    Posted at 03:57h, 07 diciembre Responder

    No conocía el origen y me ha parecido fascinante viniendo de una cultura mística.
    Abrazo

  • Io
    Posted at 19:02h, 04 diciembre Responder

    Querido Marcos
    Que relato más breve y a la vez que inspirado y revelador…..la leyenda del paraguas me ha parecido fascinante y lógica dentro de la cultura egipcia.
    También me ha gustado mucho el simil que has hecho entre los dioses divinos independientemente de las civilizaciones que los adorasen y los «dioses de las redes sociales», que tanta influencia tienen entre los más jóvenes. Una lastima que estos nuevos dioses, les enseñen sólo a ser más bell@s por fuera y no a cultivar el potencial de su belleza interior….
    Un fuerte abrazo

  • Anónimo
    Posted at 09:11h, 04 diciembre Responder

    Interesante aportación sobre el origen del paraguas. Los egipcios eran muy avanzados en todos los aspectos. Me encantó!
    Saludos cordiales
    lady_p

  • gabiliante
    Posted at 10:36h, 03 diciembre Responder

    Aquí nos dejas muy claro que se invento antes la sombrilla que el paraguas. Será porque en Egipto ya por entonces no llovía mucho.

    abrazooi
    Gabiliante

  • El Demiurgo de Hurlingham
    Posted at 18:52h, 02 diciembre Responder

    Interesante lo de los nuevos ídolos.
    American Gods, novela de Neil Gaiman, adaptada a historieta y serie, muestra el conflictos entre dioses míticos y los dioses de los medios, redes sociales, televisión.

    • marcosplanet
      Posted at 20:54h, 02 diciembre Responder

      Gracias por la recomendación, Demiurgo. La seguiré.

  • rodolfo
    Posted at 12:38h, 02 diciembre Responder

    las creencias más primitivas enrocan con dioses a semejanza del hombre pero que dominan los fenomenos naturales, a medida que p’asan generaciones algunas creencias quedan como inamovibles pasando a ser superstición, Me ha gustado tu entrada Un abrazo

    • marcosplanet
      Posted at 20:57h, 02 diciembre Responder

      Muy agradecido por tu comentario, Rodolfo. Me alegra mucho.
      Un abrazo.

  • Tracycorrecaminos
    Posted at 23:50h, 01 diciembre Responder

    Me ha llamado mucho la atención la historia de lo del paraguas, le pega mucho a la cultura egipcia y además es lógica en ella.,.
    Muy interesante también el relacionar a los dioses egipcios , con los dioses actuales que pueblan nuestro mundo y que tienen más poder de convocatoria que otros cualquiera.
    Un abrazo.

  • Marifelita
    Posted at 23:29h, 01 diciembre Responder

    Muy curioso el origen de esta superstición! Si supieramos el origen de alguunas de ellas, muchos tendrían una existencia más tranquila y sin sustos ni sobresaltos! Je, je! Un abrazote!

  • Ardilla Roja
    Posted at 19:53h, 01 diciembre Responder

    Interesante tu relato, Marcos

    No conocía el origen del paraguas y en cuanto a los nuevos ídolos, qué razón tienes. No hay mas que ver Instagram. y lo que se ve en las cuentas de los llamados «influencers». Chicos con musculitos, bebiendo una bebida isotónica o chicas en bikini poniendo poca de pez, y bebiendo un té. Con miradas de «soy el más divino o la más divina»… En fin.

    Buen fin de semana.

    • marcosplanet
      Posted at 20:51h, 01 diciembre Responder

      Pues si, Ardilla Roja, esto es lo que nos traen los tiempos digitales y carentes de ilusión por las experiencias verdaderas, esas que te llevan a compartir con los demás los pensamientos bien fundados en experiencias de vida y no en una fachada autodecorada.
      Buen fin de semana.

  • Dafne Sinedie
    Posted at 17:24h, 01 diciembre Responder

    No conocía el origen de esta supertición, pero me ha encantado. El Antiguo Egipto tiene una Historia que me fascina…
    ¡Muy buen relato! Y parece que la suerte acompaña a Amadeo.
    Un besazo juevero, Marcos

    • marcosplanet
      Posted at 20:55h, 01 diciembre Responder

      Eso parece. Me alegra que te haya hecho pasar un buen rato. Muchas gracias por aportar tu opinión.
      Un fuerte abrazo!

  • Federico
    Posted at 11:41h, 01 diciembre Responder

    No conocía el origen del paraguas. Es increíble lo avanzado que estaban los egipcios. Yo tengo que admitir que soy algo supersticioso. Saludos

    • marcosplanet
      Posted at 20:57h, 01 diciembre Responder

      Yo un poco también, lo reconozco. La civilización egipcia seguirá siendo un misterio para toda la vida que dure en este planeta.
      Muchas gracias por tu opinión, Federico.

  • Jinquer
    Posted at 02:37h, 01 diciembre Responder

    Esto me recuerda al viejo cuento de los monos encerrados en la habitación y el plátano encima de la escalera.
    Al final ya ningún mono sabe porque no hay que subir a la escalera a comerse el plátano y golpeará con gusto a cualquier mono que intente subir
    llamemos a eso superstición religión o principio de autoridad.
    Saludos

    • marcosplanet
      Posted at 06:49h, 01 diciembre Responder

      Así es, Jinquer, estoy totalmente de acuerdo.
      Muchas gracias por aportar tu opinión y por tu tiempo.
      Saludos.

  • Cecy
    Posted at 01:35h, 01 diciembre Responder

    Me había olvidado del paraguas, otras de las supersticiones que todos te dicen, será? Bueno, por las dudas, entre las muchas cosas que hoy hay que preocuparse como bien los dices, las nuevas maneras a través de todas las redes.

    Buen planteo.

    Un abrazo Marcos,

  • Artesanas de la palabra
    Posted at 23:27h, 30 noviembre Responder

    Hola Marcos, muy interesante el origen del paraguas, sin dudas las supersticiones allí están presentes, muy buen relato, saludos.
    PATRICIA F.
    Por alguna razón me cuesta enviarte el comentario, falla muchas veces

    • marcosplanet
      Posted at 06:55h, 01 diciembre Responder

      Muchas gracias por tu aportación. El problema con el comentario puede deberse a que tu plataforma es Bloggers y la mía es WordPress y eso crea algúntipm de incompatibilidad. Los de wordpress están investigando qué puede ser.
      Saludos cordiales.

  • Neogeminis
    Posted at 21:27h, 30 noviembre Responder

    Has presentado con lujo de detalles a un nuevo grupo de individuos consagrados a la celebración de su propia imagen. Muy divinos ellos, dispuestos a su autocontemplacion. Un abrazo

    • marcosplanet
      Posted at 06:56h, 01 diciembre Responder

      Así es, Neogéminis. Son tantos los ejemplos de esos nuevos dioses…
      Muchas gracias y un abrazo.

  • Merche
    Posted at 20:28h, 30 noviembre Responder

    Hola Marcos, las supersticiones están ahí, como dice tu protagonista, a veces es difícil no ser precavido, por si acaso. Luego están el otro tipo de «supersticiones» que mencionas, en esas ya nos metemos nosotros solitos.
    Un abrazo. 🙂

    • marcosplanet
      Posted at 06:57h, 01 diciembre Responder

      Desde luego que sí. Muchas gracias Merche por tu aportación y tu tiempo.
      Un abrazo.

  • Carmen en su tinta
    Posted at 20:17h, 30 noviembre Responder

    Hola, Marcos. Qué cierta la reflexión que termina el relato, para mi y creo que para todos. Suerte con tu reto y gracias por estos ratitos lectores que nos regalas. Un saludo.

    • marcosplanet
      Posted at 06:57h, 01 diciembre Responder

      Muchas gracias a ti por tu buen hacer y tus opiniones, que para mí son muy valiosas.
      Un saludo.

  • Anónimo
    Posted at 19:22h, 30 noviembre Responder

    Tus personajes tienen ese algo de magnetismo que gusta.
    Me ha gustado mucho tu aporte y te doy las gracias por ellos.
    Las supersticiones ya se sabe, unos las creen, otros no, pero la mayoría de nosotros no hacemos muchas cosas por aquello y si es verdad.
    Muchas gracias, te dejo mi abrazo,

    • marcosplanet
      Posted at 19:57h, 30 noviembre Responder

      Muchas gracias, Anónimo, por comentar. Se agradecen tus palabras.
      Un saludo.

  • Nuria de Espinosa
    Posted at 18:24h, 30 noviembre Responder

    Hola Marcos. Mi madre era de esas personas que siempre estaba pendiente de que no abriesemos el paraguas dentro de casa porque según ella era pájaro de mal augurio hacerlo y la mala suerte entraría en casa.
    Sin duda Amadeo es casi un dios, un organizador nato. Además de que parece un personaje culto, incluso algo enigmático.
    Buen aporte al reto.
    Un abrazo

    • marcosplanet
      Posted at 19:58h, 30 noviembre Responder

      Muy agradecido Nuria. Así es el protagonista, dueño también del relato.
      Un abrazo.

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Share This