Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix |
8397
post-template-default,single,single-post,postid-8397,single-format-standard,bridge-core-3.0.1,et_monarch,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.8.0,vc_responsive

Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix

Esta es una ruta de senderos agrestes, de recorrido circular y adecuada para todos los caminantes que quieran descubrir las Cascadas del Hervidero. Esta maravilla visual consiste en cristalinos y silvestres saltos de agua saltando entre las rocas cuarcíticas del río Guadalix (Comunidad de Madrid).

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Hay que adentrarse un poco en el ancestral pueblo de San Agustín del Guadalix siguiendo la ribera de dicho río. Te encontrarás en un precioso y húmedo entorno natural rodeado por pozas acuosas acompañadas de bosques de sauces, alisos, rosales, enebros o álamos.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix

 

La caminata puede ser lineal, circular a medias o circular completa, dependiendo del punto donde decidas regresar al pueblo de San Agustín. Si lo deseas, puedes dar media vuelta una vez hayas avistado la cascada, regresando por donde has venido o bien continuar la senda que conduce hacia el Azud del Mesto hasta alcanzar la presa, hoy en desuso.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Una vez en la presa encontrarás una carretera asfaltada. Si la sigues hacia el lado derecho, la ruta es más larga. Hacia el lado contrario se reduce a la mitad.

El Azud del Mesto es un embalse abandonado, situado en el cauce del río Guadalix, en la provincia de Madrid. Se inauguró en 1905 para transvasar agua desde el río Guadalix al antiguo canal de abastecimiento a Madrid o Canal Bajo, mediante un conducto nuevo, el Canal del Guadalix.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix

 

Hay varios tracks de ruta que puedes localizar en internet en función de tus preferencias. En nuestro caso, decidimos tomar en el polígono industrial de San Agustín el camino que sigue la ribera derecha del Guadalix hasta una encrucijada ancha donde hay que continuar por el lado derecho. Al poco de alcanzar la orilla derecha del río hay que cruzarlo por cualquiera de los dos puentes de madera que nos saldrán al paso.

Son unos 7,5 kilómetros hasta alcanzar la antigua presa de “El Azud del Mesto”.

Este es el track extraído de Wikiloc:

Powered by Wikiloc

 

La ancestral localidad de San Agustín del Guadalix fue habitada por íberos, romanos y visigodos, permaneciendo bajo la influencia árabe en el período comprendido entre los años 877 y 1084. Alfonso VI organizó la repoblación de esta región con ciudadanos de Castilla.

 

Escritos del siglo XIII demuestran que, en el 1084, el rey Alfonso VI conquistó San Agustín a los musulmanes en su marcha hacia Toledo y ordenó repoblar la zona con ciudadanos procedentes de Castilla.

 

Iberos, romanos y visigodos dejaron huella de su paso según nos muestran los restos de cerámica, utensilios de metal, cuevas y muestras de arte doméstico y militar que los habitantes han ido localizando sepultados en la zona. Del período romano existen columnas y un sarcófago de piedra en el Alto de la Iglesia. El pretor romano Cayo Flaminio y su ejército se establecieron en San Agustín en la época en que ocupó el cargo de cuestor de Escipión el Africano en Hispania (210 a. C).

Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix

 

La villa perteneció a la corona de Castilla hasta 1382, año en que Juan I entrega el término municipal de San Agustín a Pedro González de Mendoza.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-GuadalixLas-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

El clan de los Mendoza dominó la plaza, y es en el siglo XVI cuando Juana la Loca concede a la localidad de San Agustín de Guadalix el título de villa:

«Autorizándole el uso de horca, pica, cepo, cadena, azote y otras insignias y prerrogativas de jurisdicción y justicia».

Durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) el pueblo fue incendiado por el ejército de Napoleón Bonaparte, resurgiendo de sus cenizas para constituir un centro de desarrollo agrícola y ganadero durante muchos años.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Uno de los dos saltos de agua que conforman la cascada

 

Bien, pues una vez puestos en antecedentes históricos, continuamos nuestra ruta. Avanzamos por el cañón del río Guadalix. El primer tramo nos conduce hasta la Cascada del Hervidero. Como ya apuntamos, la segunda parte del recorrido nos lleva al Azud de Mesto, la antigua presa que ahora no se utiliza. Podemos admirar desde ella un inmenso mar de encinas y una inmejorable panorámica sobre el río.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Vistas desde el nacimiento de la cascada, sobre el conocido como Charco del Hervidero

 

El río Guadalix, y las pozas surgentes desde este afluente del Jarama (que a su vez afluye al río Tajo) engalanan gran parte de esta ruta a lo largo del conocido como Camino de “El Brincadero”. El río Guadalix nace en las Sierra de la Morcuera. La etimología del nombre nos ilustra acerca de su origen en lengua árabe, “río de alisedas”, debido al bosque de alisos que proliferan por la zona. El Canal del Guadalix se creó a principios del siglo XX para conducir sus aguas hacia la presa del Azud del Mesto y la obra de ingeniería del Sifón del Guadalix.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix

 

En efecto, el río Guadalix nace en la sierra de la Morcuera a más de 2000 metros de altitud y dentro del municipio de Rascafría. Esta cordillera montañosa pertenece geológicamente a la vertiente sur de la sierra de Guadarrama. El Guadalix sigue su curso atravesando Miraflores de la Sierra, donde toma el nombre de río Miraflores en su tramo superior.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-GuadalixLas-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-GuadalixLas-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-GuadalixLas-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

En sus 33 kilómetros de longitud, el río Guadalix recibe la aportación de varios arroyos, algunos de los cuales carecen de caudal en verano. Por eso, aunque el Guadalix no llega a secarse, es importante realizar esta ruta en época de deshielo.

 

Descubrimos de forma repentina el sonido de cristal rompiente de las aguas, que parte desde nuestra izquierda, y alcanzamos las escaleras de bajada hacia la cascada, junto a un puente

 

Ese puente es el que podemos tomar después para cruzar al lado opuesto del río y seguir la ruta hacia la presa de El Azud del Mesto.

Las-cascadas-del-Hervidero-Magia-en-San-Agustín-de-Guadalix

Pero antes de cruzar ese puente encontramos unas escaleras talladas en piedra que nos muestran un camino encantado que bien podría haber utilizado el director de cine Peter Jackson para recrear escenarios épicos de “El Hobbit”. No le habría venido nada mal al neozelandés conocer estos parajes de la España mágica.

Descendemos por la escalinata humedecida por los dos potentes saltos de agua que se encuentran a unos 50 metros del último peldaño. La espuma salpica con fuerza desatada sobre la superficie del lecho fluvial.

Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix

 

El espectáculo que descubren los ojos del caminante es verdaderamente mágico, inesperado. Es enorme la energía contenida en la masa de agua vertida sobre el Guadalix.

Los sonidos de la naturaleza se suman al espectáculo: aves que frecuentan el bosque húmedo, patos, ánades, fochas, garzas… Algunos senderistas dicen haber avistado cormoranes, aves que nos acercan aún más al paraíso. Todo ello en un entorno de enebros, encinas y arbustos propios del bosque mediterráneo.

Es un hábitat propio de rapaces, principalmente buitres leonados, milanos negros y ratoneros. Además, algunos hablan de que es posible localizar con relativa facilidad algunos gamos. No creo que sea tan sencillo, pero la posibilidad aporta magia al entorno.

Alcanzamos las chorreras o cascadas de El Hervidero. Aquí puedes optar por dar media vuelta, regresando por donde has venido o bien tomar otro camino cruzando el puente escaleras arriba. En el lado izquierdo de la foto se ven los pilares del puente

 

Pues bien, nosotros cruzamos el puente y solo tuvimos que ascender durante pocos minutos hasta alcanzar la cima sobre el nacimiento de la cascada.

Merece la pena permanecer allá arriba, contemplando el espectáculo que supone ver discurrir los potentes chorros de agua. Estos se deslizan sobre la superficie rocosa a gran velocidad, acompañados de un sonido cristalino muy característico.

Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix

 

El vertido de las aguas origina el conocido como “Charco del Hervidero”. El fondo lo constituyen rocas formadas por acumulación de sedimentos procedentes de la Sierra de la Morcuera.

Si continúas avanzando por el curso del Guadalix desde ese punto, irás descendiendo hasta la misma orilla.  Poco más adelante encontrarás vegetación espesa de ribera y al cabo de pocos minutos… lo ves.

Es un enorme volumen de aguas procedentes de la presa y conducidas por el canal hasta la boca del mismo, donde se produce un espectacular salto de agua a toda presión.

La visión es única, incomparable, con un fragor constante que envuelve el ambiente fresco y húmedo. A continuación, debes escalar un poco la pendiente pronunciada que se abre entre la maleza y alcanzarás un repecho desde donde el panorama del salto acuoso es especialmente bello. Una furia desatada, inolvidable.

Las cascadas del Hervidero. Magia en San Agustín de Guadalix

 

Transcurrido este paréntesis espiritual, continuamos camino hacia la presa y la carretera que la cruza. Durante unos 3 km vamos subiendo la pendiente junto al canal del Mesto, por la margen izquierda del río. Es un canal de transporte de agua, gestionado por el Canal de Isabel II, entidad encargada de proveer el agua de Madrid y que enlaza por gravedad el Azud de El Mesto con el canal Bajo.

Como ya apuntamos, una vez arriba, ya en la carretera, si optas por tomar el lado derecho darás un gran rodeo por una senda forestal hasta que encuentres el camino de regreso al polígono de San Agustín. Si giras hacia el lado izquierdo, en poco tiempo hallarás el camino de vuelta hasta la encrucijada ancha del principio. Desde allí continuarás en sentido contrario al del inicio.

Así que tenemos dos opciones para hacer la ruta del Azud del Mesto desde el Canal Bajo: una ruta lineal, que llega hasta la pequeña presa del Azud, con 7 kilómetros en total contando la ida y el regreso hasta el punto de partida en el polígono; y otra circular, que supone unos 14 kilómetros. Nosotros hicimos esta última que nos condujo por un paraje agreste rodeado por la sierra y unas vistas estupendas.

Este recorrido que comienza en el Canal Bajo, nos lleva hasta diversas construcciones hidrológicas como el sifón del Atazar, el Acueducto de El Zegrí y el Azud del Mesto. Existen paneles con información clara al inicio del recorrido.

También podemos admirar parte del cañón del río Guadalix junto a su precioso bosque de ribera que se extiende a lo largo del cauce. Plantas aromáticas, sauces, encinas o fresnos nos acompañan.

 

Información técnica:

Distancia aproximada a recorrer: 14 km

Duración aproximada de la ruta: 4 horas

Desnivel: 247 metros; altitud máxima: 715 metros y altitud mínima: 620 metros.

Tipo de itinerario: circular

Dificultad: fácil

Material: básico de senderismo. Reserva de agua abundante

Mejor estación para el recorrido: otoño o primavera

 

Y esto es todo amigos. Nos despedimos hasta nuestra próxima aventura por esas tierras benditas de España.

¡Mucha salud y mucha suerte!

 

2 Comentarios
  • Anónimo
    Posted at 23:56h, 09 julio Responder

    Buena ruta, llena de saltos de agua, que deben dar música de fondo, gracias por el paseo, un abrazo grande

  • De Madrid a USA
    Posted at 18:30h, 06 julio Responder

    Muy interesante ruta y muy bonitas cascadas. Como siempre nos haces sentir que estamos allí mismo con tus fotos y tu forma de explicarlo.
    Muchas gracias por compartir estos parajes.

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Share This