RONDA, EL EMBRUJO DE MÁLAGA | MARCOSPLANET | Descubre la magia de viajar
2816
post-template-default,single,single-post,postid-2816,single-format-standard,bridge-core-2.8.6,et_monarch,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-27.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
Museo_de_Ronda_Málaga_marcosplanet

RONDA, EL EMBRUJO DE MÁLAGA

Málaga_Ronda_el_Puente_Nuevo_marcosplanet

En la llanura elevada y en los valles del norte, la esencia de Ronda son el encinar y la dehesa, son vegas sembradas de campos amplios y cordones de montañas. En los valles sureños es tierra de castañar, encinares, pinares y de frutales que se extienden en las riberas de ríos como el Guadalhorce. Desde Ronda y su atalaya privilegiada se contemplan las lindes de Málaga. Cien kilómetros las separan.

El Tajo de Ronda es una formación geológica singular que atesora una magnífica belleza paisajística. Ofrece además un escenario histórico que también fue contemplado por romanos, árabes y visigodos hace muchos siglos. Debemos tener en cuenta que este corte natural del terreno surgió a partir de la acción erosiva del río Guadalevín durante milenios.

Málaga_Ronda_el_embrujo_de_Málaga_Marcosplanet

El “Puente Nuevo” de Ronda, una maravilla arquitectónica del año 1751

 

La mejor manera de disfrutar la panorámica de El Tajo es desde el mirador de la Plaza de España o el de la calle de Ernest Hemingway. A estos miradores añadimos la esquina del paseo de Kazunori Yamahuchi. Este japonés es un creador de videojuegos que incluyó en “Gran Turismo 6” a la ciudad de Ronda. Reflejó la “energía que mana de las calles, la historia, los paisajes y sus gentes, según manifestó en el año 2013 la alcaldesa María Paz Fernández Lobato.

Es un lugar ideal para el avistamiento de aves. En estos riscos habita una importante colonia de cernícalo primilla, que establece nidos en sus paredes. Otras aves que podemos ver son el halcón peregrino, el búho real o el vencejo.

Este espacio fue declarado Monumento Natural de Andalucía en el año 2019.

La muralla

Cuando los árabes dominaban la península, contaban en Ronda con una muralla natural. Esto era debido a la excelente posición de la ciudad elevada sobre “el Tajo” de Ronda, una garganta excavada por el río Guadalevín, que nace en la Sierra de las Nieves. El “Tajo” nos asombra con sus 500 m de longitud y 100 m de profundidad. Los límites de la medina musulmana los completaban las murallas de la ciudad: las situadas al Sur, Levante y Poniente.

Ronda_puerta_de_Almocábar

Puerta de Almocábar, restaurada durante el reinado de Carlos V y situada cerca de la antigua necrópolis musulmana, que se encuentra fuera del recinto amurallado

Ronda_puerta_de_AlmocábarRonda_puerta_de_Almocábar

Las murallas de Ronda proceden de la época musulmana y se mantienen en excelente estado de conservación

Se pueden distinguir varios elementos, como las murallas y puertas de la Cijara (que permitían el paso a los arrabales árabes). Otra parte son las murallas de la Albacara (que defendían la zona productiva de la ciudad y los molinos).


Existían varias puertas que daban acceso a la medina, entre las que destacan la puerta de Almocábar al sur, las de la Cijara al este, la del Cristo o de los Molinos y la puerta del Viento (en el área de la Albacara). La de Almocábar fue restaurada durante el reinado de Carlos V y está situada cerca de la antigua necrópolis musulmana, ubicada fuera del recinto amurallado.

 

 

Crisol de pueblos en Málaga

Ronda refleja un completo cruce de culturas. El historiador Plinio ubica ya a Ronda en la historia cuando en uno de sus escritos se refiere a la Arunda del siglo VI a.C., habitada por los celtas bástulos. Por otra parte, apunta a los íberos como fundadores de la cercana Acinipo. Después la conquistaron sucesivamente y con distinta extensión en el tiempo los fenicios, los griegos, los cartagineses y la imperial Roma. Los romanos la denominaron Laurus y levantaron el hoy desaparecido Castillo del Laurel, (Málaga). Desde esa fortaleza podían observar los movimientos de las tribus celtíberas, enemigos asiduos.

 

Pero el más relevante fue el municipio de Acinipo y no Arunda, como lo demuestra el hecho de que Acinipo llegó a acuñar moneda

 

Y es que entre los siglos IX y VIII a.C se asentaron los fenicios en la urbe pero con la presencia romana en Acinipo a partir del año  206  a.C.  llegaron  grandes  cambios. Algunos fueron la  construcción  de  edificios monumentales  y  la  acuñación  de  moneda  propia con imágenes de espigas  y racimos  de uvas,  símbolos  de  la  prosperidad  de  la  ciudad. Más tarde, a mediados del siglo I d.C. se construyó el teatro que es lo que hoy se encuentra en mejor estado de conservación.

En un próximo post hablaré de las ruinas de ACINIPO, una urbe con vestigios de la Edad del Cobre y la del Bronce que recibió el título de ciudad de manos del propio Julio César.

Os espero pues en el siguiente capítulo de MARCOSPLANET, con descubrimientos para compartir la historia de Málaga.

¡Salud y suerte, amigos!

 

1 Comment

Post A Comment

Share This