Ruta a la Cruz de la Viorna. Cantabria enamora |
8341
post-template-default,single,single-post,postid-8341,single-format-standard,bridge-core-3.0.1,et_monarch,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.8.0,vc_responsive

Ruta a la Cruz de la Viorna. Cantabria enamora

La comarca de Liébana es un territorio abrigado por los Picos de Europa que limita con León, Palencia y Asturias. A esta cuenca hidrográfica sólo puedes llegar desde el Norte cruzando el Desfiladero de La Hermida por una carretera paralela al río Deva por un lado y con abruptas paredes de roca caliza por el otro, de pendiente casi vertical, rozando los 600 metros de altura.

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Recordemos que por aquí circula el río Deva, procedente del Circo glaciar de Fuente Dé en los Picos de Europa, con su afluente el río Quiviesa que nace en Peña Prieta (2.540 m), en el Puerto de San Glorio, a una altitud de unos 1.600 m, entre Palencia y Cantabria.

Los cuatro valles de la Comarca de Liébana son: Valdebaró, Cereceda, Valdeprao y Cillorigo.

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Ruta a la Cruz de la Viorna

 

Para realizar la excursión partimos de Potes, vamos hacia el Barrio del Sol y buscamos una senda para caminar junto al río Quiviesa, que quedará a nuestra izquierda. No es sencillo encontrar el que oficialmente llaman “Camino al Monte La Viorna”. Has de atravesar prados y zonas de casas particulares que encuentras a tu paso. Como no llevábamos GPS fuimos poco a poco descubriendo la orientación correcta preguntando a la gente del lugar.

Compartimos aquí un mapa de wikiloc:

Powered by Wikiloc

 

Alcanzamos un puente de hormigón que une el camino con la carretera N-621 y giramos en sentido contrario a esta para adentrarnos entre robles melojos y rebollos junto a especies propias del bosque mediterráneo, como encinas y alcornoques. Aunque el hayedo (propio del clima atlántico) es el más extendido.

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Ruta a la Cruz de la Viorna

 

Tras subir varios tramos muy empinados mediante un trazado que serpentea dentro de la masa vegetal, llegamos a una cueva oculta en este bosque encantado.

A continuación, abandonamos la cubierta vegetal para descubrir un precioso claro del bosque iluminado por el sol. No es un camino fácil, pero merece la pena hacerlo por la recompensa visual que nos rodea en todo momento.

Subiendo el último tramo del camino, conectamos por fin con la carretera CA-891 que va de Maredes hacia Campollo y La Vega.

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Ruta a la Cruz de la Viorna

 

Cuando alcanzamos la humilde localidad de Maredes descubrimos que hay dos caminos para llegar hasta la Cruz. El que sale desde la placita hacia la derecha es bastante más empinado, pero se tarda mucho menos tiempo en recorrerlo. Preferimos por nuestra parte el que parte hacia la izquierda, bastante más llevadero físicamente.

Maredes es uno de los dos barrios pertenecientes a Campollo. Esta es una localidad de la capital municipal, Vega de Liébana (Cantabria), de la que dista 3,5 km. Campollo está situado a 716 metros de altitud.

Maredes es una aldea con pocas casas y dos caminos a elegir para subir hasta la cima de La Viorna, donde nos esperan la famosa cruz y excepcionales vistas

 

En Maredes hay muy pocas casas y se hallan inundadas por el verdor de la sierra de la Viorna. Nada más entrar aparcamos en una discreta plazoleta con una fuente en el centro. El camino que parte de la fuente hacia la izquierda nos conduce al cabo de unos minutos a una bifurcación: por la izquierda se enfila camino hacia el pico Jano y por la derecha hacia la Cruz de la Viorna.

Maredes pertenece a Campollo, dentro del municipio de Vega de Liébana, que cuenta con 18 localidades entre barrios y aldeas. Imagen

 

Antes de llegar al conocido como Alto de San Martín, vemos un abigarrado conjunto de paisajes. El primero es un bosque de encinas que hemos de cruzar.

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Ruta a la Cruz de la Viorna

 

Después se transforma en robledal y por fin los árboles van permitiendo más espacio entre ellos y vas contemplando la panorámica sobre los valles y prados de Liebana, con una sensación de ingravidez, como un ave rapaz enseñoreándose con su vuelo del territorio.

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Las cumbres de la Montaña Palentina van apareciendo ante nuestros ojos y cuando llegamos a las inmediaciones de la Cruz, la visión es casi de 360 grados. Los Picos de Europa, valles suaves con sus praderías, bosques que parecen levitar en el aire neblinoso, los pueblos… Estamos muy cerca de la cruz.

Desde los 1151 metros de altitud de esta montaña contemplamos el macizo Oriental del Parque Nacional de los Picos de Europa, los pueblos de San Pelayo, Argüébanes, Mieses o el Barrio de Tanarrio, junto a Mogrovejo.

Bajo nuestros pies aparece la inconfundible estructura del monasterio de Santo Toribio de Liébana, en el municipio de Camaleño.

Gracias a una luminosa mañana, pudimos contemplar una panorámica preciosa sobre Potes y hasta la misma entrada del desfiladero de la Hermida

Ruta a la Cruz de la Viorna

 

Viendo después el detalle sobre el mapa, comprobamos que desde la cruz puedes contemplar asimismo los pueblos de Perrozo, Aniezo, Cahecho, Cambarco y, Luriezo; la sierra de Peña Sagra, en el municipio de Cabezón de Liébana; los pueblos de Tama, Salarzón, Pendes, Cobeña, Aliezo, Ojedo y la ermita de San Tirso junto a Peña Ventosa. Más difíciles de identificar son el collado de Pelea en el municipio de Cillorigo y praderías como las de Maredes y Campollo. Los Picos de Bistruey, Pico Jano y el macizo de Peña Prieta se abren sobre el horizonte dejándonos constancia de la proximidad del Parque Nacional de los Picos de Europa.

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Desde la Cruz de  la Viorna nos invade una sensación de ingravidez, como si estuviéramos flotando sobre el valle y los pueblos empequeñecidos por la enormidad del entorno natural que los rodea.

 

Según la tradición, la cruz de la Viorna, situada a 1087 metros sobre el nivel del mar (la cumbre del monte son 1151 metros) señalaría el lugar donde subió Santo Toribio y lanzó su bastón exclamando: «Allí donde caiga mi cayada, allí estará mi morada». Esta es la historia que cuentan los fieles sobre el origen del monasterio, al pie de La Viorna.

Os adjunto un mapa de la comarca de Liébana:

Mapa-de-la-comarca-de-Liébana-Cantabria-España

Comarca de Liébana. Clica la palabra Imagen para ampliar

 

No olvidemos que la cumbre se halla sobre la vertical del propio Monasterio de Santo Toribio. Desde su ubicación en el mismo centro de la Comarca de Liebana, constituye un excelente mirador tanto del Macizo Oriental de Picos de Europa como de gran parte de la Montaña Palentina. La vista sobre Potes y la entrada del desfiladero de la Hermida es algo fuera de lo común.

Ruta-a-la-Cruz-de-la-Viorna-Cantabria-enamora

Los amantes del vuelo en parapente saben que pueden contar con la cima de la Viorna para disfrutar de vuelos inolvidables admirando la riqueza visual del valle de Liébana

 

Según esta información:

<<Existía antes de la guerra civil una cruz realizada con piedra y cemento, más pequeña que la actual, que fue dinamitada. Estaba unos metros por debajo de la actual cruz. El 2 de septiembre de 1937 se colocó una nueva cruz de madera, que perduró hasta 1948, cuando se inauguró la cruz que ahora ha sido restaurada (…)

La construyó Eladio Celis, vecino de Potes. Subieron los materiales en carros de vacas, transportando la piedra y la arena, y desde Maredes a La Viorna, arreglaron algo un sendero que había y subieron los materiales hasta la cruz en burros.>>.

En 1948 el Párroco de Campollo D. Marcial Martínez, con la colaboración incondicional de fieles de toda Liébana, tomó la iniciativa de levantar la sorprendente cruz actual, restaurada en el año 2011. Es de hormigón y mide doce metros y medio de alto por 5 metros entre los extremos de los brazos y 1,5 metros de grosor.

Además, han instalado en la cruz un sistema de iluminación LED, conectado a unos paneles solares que permiten admirar su silueta en las horas nocturnas

 

 

Datos del recorrido

Dificultad: Alta, pues es un Recorrido con gran desnivel y pendientes pronunciadas, apto solo para personas que realizan con frecuencia ejercicio físico.

Duración ida y vuelta: unas cuatro horas, depende del tiempo de paradas.

Desnivel: 800 metros

Distancia aproximada: 13 km

 

Hicimos el recorrido de vuelta caminando por la carretera CA-891 desde Maredes en dirección a Campollo. Aquí tomamos un taxi hacia Potes. El conductor nos habló de la decadencia de la zona y que hace unos años los jóvenes emigraban pero que un hijo acabó regresando al pueblo porque en la ciudad tampoco había oportunidades. Cruda realidad.

La CA-891 nos deja a la entrada de La Vega de Liebana. Aquí tomamos el cruce que sube hacia Naroba y Potes.

 

Mapa del regreso a Potes:

 

Es obligado recordar que en Potes cada lunes celebran en la Plaza el popular mercado semanal, donde trabajadores de todos los puntos de la comarca ofrecen sus deliciosos productos. Legumbres, frutos secos, embutidos o deliciosos quesos producidos en la zona, se muestran a visitantes y locales. Muchos de estos manjares constituyen la esencia de su plato más famoso, el cocido lebaniego. 

Por cierto, este y otros guisos puedes acompañarlos con Vinos de la Tierra de Liébana, indicación geográfica protegida.

Los tipos de uva autorizados para su elaboración son:

Uvas Blancas: Blancas. Palomino; Chardonnay; Godello; Gewürtz Traminer

Uvas Tintas: Mencía; Tempranillo; Garnacha tinta; Graciano; Syrah; Cabernet Sauvignon

Para rematar la comida qué menos que probar el típico orujo lebaniego o el tradicional Té del Puerto.

Orujo del valle, un producto digestivo muy de agradecer tras un buen cocido lebaniego. Imagen

 

El aislamiento geográfico favorece a Potes con un microclima más benévolo que el del resto de la región.

En el fondo del valle, al margen de las corrientes procedentes del mar, se produce un clima semejante al mediterráneo

Hay menos precipitaciones y una temperatura media más elevada. Además, en las zonas más altas, la región posee características climáticas alpinas; como vemos, tiene de todo esta comarca, dentro de un círculo de unos 35 km de diámetro.

Y para comer, la rica cocina cántabra y sus productos del valle lebaniego enriquecen las mesas

Los frisuelos (se parecen a las crepés francesas), el arroz con leche, los canónigos y los típicos sequillos de Potes enriquecen la deliciosa gastronomía del valle de Liébana.

Es la vaca pardo-alpina el ganado más extendido en esta zona. También destaca la vaca tudanca, un tesoro escaso y muy apreciado en la gastronomía local

Y eso es todo por ahora, amigos. Os invito a visitar el blog para recrearos con atractivas imágenes sobre esta tierra cántabra que, como el resto de España, es una auténtica bendición.

¡Salud y buena suerte!

9 Comentarios
  • De Madrid a USA
    Posted at 18:27h, 20 junio Responder

    No cabe duda que Cantabria es una región privilegiada. Que maravilla de montañas, si además a eso le unimos la costa, la cocina, costumbres y sobre todo su gente, una maravilla.
    Muchas gracias por compartir estos parajes.

    • marcosplanet
      Posted at 22:34h, 20 junio Responder

      Gracias a ti como siempre por dedicar tiempo a pasarte por el blog.
      Saludos!

  • Froilán
    Posted at 08:50h, 20 junio Responder

    Como de costumbre, un completo y detallado reportaje. Y por más que uno lo conozca y esté cerca, no deja de sorprenderte cada vez que lo ves citado. sobre todo cuando lo ves tan bien expuesto. Gracias, Marcos. Un abrazo.

    • marcosplanet
      Posted at 16:09h, 20 junio Responder

      Gracias por comentar Froilán.
      saludos cordiales.

    • marcosplanet
      Posted at 22:34h, 20 junio Responder

      Muchas gracias a ti por tus valiosas aportaciones.
      Saludos cordiales.

  • Anónimo
    Posted at 17:07h, 19 junio Responder

    No se si se publico el comentario, me gustó mucho el paseo, hermosísimo lugar, gracias por él, te mando un abrazo grande

    • marcosplanet
      Posted at 08:21h, 20 junio Responder

      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un cordial saludo.

  • Anónimo
    Posted at 17:06h, 19 junio Responder

    Gracias Marcos, bellísimo lugar, una gran aventura, vas encontrando de todo en esa subida maravillosa, un abrazo grande

    • marcosplanet
      Posted at 08:21h, 20 junio Responder

      Muchas gracias por tus comentarios. Son muy de agradecer.
      Saludos!!

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Share This