Por las Rutas del Espíritu. La Senda del Cares Parte I.
5540
post-template-default,single,single-post,postid-5540,single-format-standard,bridge-core-2.8.6,et_monarch,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-27.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Por las Rutas del Espíritu. La Senda del Cares Parte I.

Esta ruta es un bellísimo camino asomado a los Picos de Europa, preparado para dar servicio al canal de aguas que abastece a la Central Hidroeléctrica de Poncebos. Se trata de la renombrada “Senda del Cares”.

En 1916 era solo una senda por la que se tardaba unas ocho horas en trasladarse desde Caín hasta Poncebos, en total 12 km. El Canal comienzan a construirlo en 1916 y lo terminan al cabo de cinco años. Ha transcurrido escasamente 35 años tras la considerada como primera central hidroeléctrica de la historia, la de Northumberland (Reino Unido, 1880). El objetivo aquí era sustentar una línea eléctrica hasta Reinosa, donde iban a construir una gran factoría naval, ya que la central de Urdón no producía lo suficiente. Urdón está en pleno desfiladero de la Hermida, Cantabria.

Picos_de_Europa_marcosplanet

Las máximas alturas de los Picos se muestran majestuosas frente a nosotros. Hay prácticamente doscientos cincuenta que superan los 2000 m de altitud

Historias del Cares

Según los naturales de los municipios de Cabrales (Asturias) y de Valdeón (León), la construcción del Canal por la empresa Electra de Viesgo, entre Caín (Valle de Valdeón- León) y Poncebos (Cabrales- Asturias) entre los años 1916 y 1921, gozó de una ampliación de servicios en el año 1945 con la apertura de la que conocemos hoy como Senda del Cares. Fue una obra dirigida e ideada por Manuel Campillo, natural de Bulnes, y supuso le apertura de una vía principal de interconexión entre Cabrales y el valle de Valdeón. De este modo, se facilitaban las labores de mantenimiento del canal, y es que eran frecuentes los aludes en la Garganta del Cares, que producían atascos y reducciones de caudal. La utilizaron los habitantes de Cabrales (cabraliegos) para organizar una ruta comercial entre los pueblos del valle de Valdeón. Allá acudían, en los difíciles años 50, en busca de productos agrícolas.

Rótulos_de_la_Senda_del_Cares_marcosplanet

Rótulos y placas indican las opciones de recorrido

Y no solo eso, según dice el topógrafo Mariano Zubizarreta en su libro titulado:

Obras de titanes

“En la Canal de Trea estaba el mayor bosque de nogales que existía en Europa, que se extendía por la vertiente del Macizo Occidental de los Picos de Europa al río Carees. A raíz de la entrada en funcionamiento de la canal, este bosque fue brutalmente explotado, ya que aprovechaban las aguas del canal para llevar flotando la madera hasta Camarmeña, desde donde la lanzaban cuesta abajo hasta Poncebos”.

Los lugareños de aquel tiempo aprovechaban la fuerza del agua del canal para que, introducidos los sacos de productos en la corriente, esta los transportase desde Caín. Sobre todo, queso y patatas para los mercados de Cabrales. En el Anchurón de Cabrerizas, donde la conducción de agua se ensancha, recogían los cabraliegos los sacos de patatas que llegaban por aquella vía acuosa. Desde allí los colocaban a lomos de animales de carga y emprendían el camino a sus casas.

La_Viña_ruta_del_Cares_marcosplanet

La pequeña majada o aprisco para guardar ganado, en plena ruta del Cares, junto al abismo. Imagen

La Viña del Cares

En pocos minutos alcanzamos una pequeña cabaña llamada La Viña, que es una majada apostada a la vera de La Senda, en las estribaciones finales de la Canal de La Raya. Ya comentamos en el artículo anterior que el sufrido descenso del Culiembro transcurre por un canal natural. Por él escurren las aguas de forma implacable tras lluvias y nieves. Es pedregoso, irregular y castigador para todas las articulaciones del cuerpo (tener en cuenta que manteníamos los brazos agarrados a los bastones de senderismo como si fueran prótesis para poder descender sin caer).

El paisaje de este tramo es impresionante, con el gigantesco Murallón de Amuesa sobre la ladera de la derecha, dominando completamente el panorama. En esta zona hay desniveles, desde el camino hasta el río, que superan los 100 metros de altura. Una notas de magia musical en las ondas vienen bien para recrearnos con esta fantasía de paisaje:

El lado Occidental de los Picos sobre el Cares

El Macizo Occidental o Cornión donde nos encontramos, está compuesto casi exclusivamente por calizas del Carbonífero, aunque en sus extremos Norte y Sur afloran también otros materiales del Paleozoico. Son conglomerados como las areniscas, cuarcitas y pizarras. Esto hace que la superficie de los canales, como este de la Raya, sea deslizante por los desprendimientos que ocurren a cada paso que das. No en vano son vertientes labradas por la erosión de las aguas y los glaciares durante milenios. A lo largo de la senda del Cares pueden observarse una serie de números en los muros del canal. Esto sirve para señalizar los sitios descubiertos del canal facilitando la localización de los lugares en las reparaciones o limpiezas.

Línea divisoria del Cares con el macizo Central

El corto río Cares (longitud: 54 km, 19 km en la provincia de León y el resto en Asturias) ha horadado un profundo tajo en la roca caliza. Es tan nítido que supone la separación física natural entre el Macizo Occidental de Picos de Europa y el Macizo de los Urrieles o Macizo Central.

Aunque el río Cares horada un desfiladero mucho más largo, atravesando las montañas, en dirección al mar. Atraviesa de Sur a Norte León y Asturias. Es decir: la localidad de Valdeón (León), Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja. Lo que se conoce como la ruta del Cares, es la parte que se hace andando por un sendero elevado sobre el río.

senda_del_Cares_sentido_Poncebos_marcosplanet

Avanzamos hacia Poncebos. En breve llegaremos a los Collados. Aquí veis el camino que vamos dejando atrás.

El río Cares es afluente del río Deva

Se trata de un río que desemboca en el mar Cantábrico formando la ría de Tina Mayor, lo que da lugar a la frontera natural entre Asturias y Cantabria. Existen dos presas (la de la central hidroeléctrica de Camarmeña y la de Poncebos) y es conocido por sus salmones. Aunque también podemos observar en sus frescas aguas las truchas y el reo (trucha asalmonada) ¿Quiénes son los principales depredadores de este río? Pues la nutria, el cormorán, y el hombre, sin duda alguna.

Culiembro_Cares_marcosplanet

Cabaña de piedra al final del canal del Culiembro junto a la senda del Cares

El Parque Nacional de Picos de Europa tiene catalogada la ruta del Cares como sendero de pequeño recorrido, con el código PR-PNPE-03 “Ruta del Cares”. Los sedimentos que conforman los Picos de Europa (periodo Carbonífero), se formaron hace unos 300 millones de años.

Frases sobre la épica del Cares

Esta senda mágica participa de la propia esencia de los Picos de Europa y te trae a la memoria frases épicas o reflexiones de ilustres pensadores sobre tanta belleza:

<<En cada paseo por la naturaleza, uno recibe mucho más de lo que anda buscando>>.

Esto es del escocés John Muir (Dunbar, Escocia, 1838 – Los Ángeles, 1914) Naturalista, explorador y escritor nacionalizado estadounidense.

El escritor norteamericano Edward Abbey (1927-1989), que trabajó como guardabosques y vigía forestal, dijo:

<< La naturaleza no es un lujo, sino una necesidad del espíritu humano>>.

Río Cares_culiembro_marcosplanet

Recorrer la Garganta del Cares es una experiencia que enaltece el espíritu

Por algo será que la conocen también como “La Garganta Divina”, nombre dado por el Marqués de Santa María de Villar, un gran fotógrafo español. Su extensa obra captó tipos, paisajes y monumentos de todos los rincones de España.

Excelente momento para escuchar una composición para hechizar tus sentidos:

Hay una frase que me gusta mucho, de Antoine de Saint-Exupery (autor de El Principito) que dice:

<<Si al franquear una montaña en la dirección de una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar la estrella que lo guía>>.

Garganta_divina_ruta_del_Cares_marcosplanet

Y hay un bello proverbio Tibetano que dice:

<<Quien ha escuchado alguna vez la voz de las montañas, nunca la podrá olvidar>>.

los_Collados_Collaos_Cares_marcosplanet

Subida a los Collados, el punto más elevado de la senda del Cares

Canal de Sabugo. La surgencia y el manantial de Farfao

En pocas palabras, la Senda del Cares es un camino de anchura media inferior a los dos metros, con muy poco desnivel en cuanto al trazado, pero que discurre al filo de precipicios impresionantes. Hay tramos y laderas excavados en la pared rocosa por la acción de barrenos y picos. Podemos imaginar el riesgo de estos trabajos que esforzados trabajadores de la zona realizaron durante 5 años. Los picos y la dinamita eran la herramienta básica que se empleaba.

ruta_del_Cares_marcosplanet

Un trabajo de altísimo riesgo

En muchos sitios los obreros tenían que descolgarse sobre el vacío mediante cuerdas, colocar las cargas de dinamita y subir rápido de nuevo para que no les sorprendiera la explosión. Cuando quedaba excavado el hueco, volvían a descender por las cuerdas y continuaban picando la roca. Por cierto, que en el artículo anterior mencionábamos la cueva del Posadoiro, un lugar donde guardar el ganado. Pues bien, esta cueva (750 m sobre el río) sirvió además como vivienda de los trabajadores mientras construían el canal.

entre_La_Viña_y_los_Collados_el_paraíso_en_los_Picos_de_Europa_Marcosplanet

Entre La majada de La Viña y Los Collados discurre el paraíso

A pesar de las estrechuras y el peligro de los barrancos,

a mi hermano y a mí nos pareció la Senda del Cares una autopista. Cuando conseguimos bajar la canal del Culiembro para tomar la senda llevábamos siete horas de caminata por pendientes rocosas que pesaban sobre espalda.

Culiembro está a 6,9 km. de Poncebos y a 3,8 desde Caín, según indica uno de los nuevos postes de información que encuentras a lo largo del recorrido.

Escenarios de ensueño en el Cares

Ruta_del_Cares-descubrimientos_marcosplanet

Grandes descubrimientos del paisaje. Todo un hallazgo en la senda mágica del río Cares. El corazón de los Picos de Europa

Distribución de canales de escorrentía de aguas a lo largo de la senda del Cares. Imagen

Pero lo realmente inspirador y que te aporta el empuje para continuar es la extraordinaria belleza. Es la dimensión de las masas montañosas, la forma en que se apilan capas de rocas surgidas allí desde hace milenios. Es la sensación de haberte trasladado a otra realidad, en un lugar virginal plagado de espacios bellísimos, de simas, praderías, collados… Emprendimos una aventura rodeada de la magia hipnótica de un paisaje único.

Hemos dejado atrás la Canal de Sabugo, allá abajo junto al lecho del río. Por esa zona muchos cruzan al Macizo Central en la confluencia de las canales de Saigu y Avareras, para atravesar el Cares a la altura de la surgencia y manantial de Farfao:

el_Farfao_marcosplanet

La surgencia y manantial de Farfao, en el lecho del Cares

Surgencia es una salida al exterior de las aguas de infiltración en cualquier sistema hidrogeológico, especialmente en sistemas kársticos.

El manantial del Farfao, quizá el más representativo del río Cares, borbotea las aguas del Sistema del Trave

El Trave es un sistema kárstico subterráneo compuesto por tres simas comunicadas entre sí que se encuentra en el macizo central de los Picos de Europa, y pertenece al concejo asturiano de Cabrales. Posee una profundidad de 1.441 metros; es la segunda sima más profunda de España y la undécima mundial.

túneles_en_ruta_del_Cares

Durante la ruta del Cares descubres túneles de forma inesperada. Hay en total 73.

¿Qué más se puede pedir? No hay mayor belleza.

macizo_central_de_los_picos_de_Europa_marcosplanet

Nos asombra este espectáculo visual: las inmensas moles calizas del macizo central de los Picos de Europa

Manantiales_y_vida_junto_al_río_Cares

Manantiales y pura vida junto al río Cares

Powered by Wikiloc

Ir a MAPA DE RUTAS

Y aquí nos despedimos por el momento de esta ruta que terminará en el próximo episodio titulado La Leyenda del Cares. Final de etapa.

¡¡Salud y suerte  amigos!!

No Comments

Publica un comentario

Share This